Qué es Cloud Computing y cómo funciona

Qué es Cloud Computing y cómo funciona

Cloud Computing o computación en la nube es un término general que se aplica a todos los procesos y servicios alojados en la nube a través de Internet. Es un sistema que permite ofrecer servicios de computación a través de una red, que generalmente es Internet.

De una forma sencilla podemos decir que la computación en la nube o cloud computing es una tecnología que deja acceso a softwarealmacenaje de ficheros y procesamiento de datos a través de Internet, siendo una opción alternativa a la ejecución in situ en la computadora personal o bien servidor local.

En el modelo de nube, no es necesario instalar aplicaciones de forma local en computadoras.

¿Cómo funciona la Computación en la Nube?

El Cloud Computing usa una capa de red para conectar los dispositivos de los usuarios, como computadorasmóviles, portátiles, a recursos centralizados en el data center.

Antes de existir esta tecnología del cloud computing, la ejecución de software por las compañías que ofrecían este servicio solo era posible si podían asimismo pagar por el mantenimiento de la infraestructura de los servidores.

Además de esto, el software tradicional necesitaba un equipo completo de profesionales de TI, interno o bien externo, para gestionar todos los posibles fallos, actualizaciones que conlleva este tipo de sistemas.

El término de computación en la nube o cloud computing está libre de todos esos inconvenientes, y estos requisitos se han quedado atrás.

 

Categorías del Cloug Computing

Estos servicios que podemos ejecutar o alojar en la nube, mediante el cloud computing, se dividen en 3 categorías:

  • SaaS (software como servicio)
  • PaaS (plataforma como servicio)
  • IaaS (infraestructura como servicio)

SaaS (software como servicio)

Recuerda que SaaS es un modelo de distribución de software en el que un proveedor de terceros aloja aplicaciones y permite que estén disponibles para los clientes a través de Internet.

En el modelo SaaS, el cloud computing permite a los consumidores y empresas utilizar aplicaciones sin necesidad de instalarlas localmente, y acceder a archivos personales a través de Internet desde cualquier sistema. Esto mejora significativamente el rendimiento, ya que centraliza el almacenamiento, la memoria, el procesamiento y el ancho de banda.

¿Cómo ha cambiado esto nuestras vidas?

Consultamos Gmail para ver el correo, subes fotografías a DropBox, compras música de iTunes, almacenas archivos en Google Drive, creas con software como Office 365 o Photoshop, asistes a reuniones en vídeo con Webex u organiza viajes con Expedia. Estos servicios conectan a los clientes con las empresas.

PaaS (plataforma como servicio)

Un proveedor de PaaS proporciona herramientas de hardware y software a través de Internet, y las personas utilizan estas herramientas para desarrollar aplicaciones. PaaS es especialmente importante para los desarrolladores que crean aplicaciones de software. Con PaaS, no es necesario instalar hardware y software internamente para desarrollar y ejecutar sus aplicaciones.

PaaS tiene un menor impacto personalmente, en el sentido de que lo utilizará con menos frecuencia.

No obstante, empresas como IBM, Google, Amazon y Microsoft tienen ofertas PaaS que los desarrolladores pueden utilizar para desarrollar y desplegar rápidamente aplicaciones en la nube. A los desarrolladores les encanta, no solo porque facilita significativamente el acceso y las pruebas, sino porque no tienen que invertir en la infraestructura que ejecuta esas aplicaciones ni aprender a gestionarla. ¿Y las cosas que desarrollan estas compañías, desde Internet de las cosas a las compras, pasando por dispositivos electrónicos y software creativo? Las está experimentando ahora mismo mientras lee este texto.

IaaS (infraestructura como servicio)

IaaS ofrece servicios como almacenamiento, redes, servidores y virtualización de pago por uso. IaaS ofrece a los usuarios alternativas basadas en la nube a la infraestructura local, para que las empresas no tengan que invertir en costosos recursos in situ.

Es especialmente útil para pequeñas y medianas empresas. Les permite pagar por un plan de alojamiento adaptado a sus necesidades, sin el elevado coste de tener que mantener sus propios servidores físicos.

Tipos de Cloud Computing según privacidad

Una nube puede ser privada o pública.

Nube Pública

En este sistema de  Cloud Compting, el proveedor vende servicios a cualquier persona en Internet, es decir proporciona sus recursos de una forma abierta. (Actualmente, Amazon Web Services es el mayor proveedor de nube pública, junto con Azure o Google Engine).

En este caso se contrata a un tercero, que se encarga de la parte técnica y operativa. No se tiene control sobre qué otros clientes están alojados en las mismas infraestructuras, lo que implica depositar confianza en el proveedor.

Nube privada

La nube privada es una red patentada o un centro de datos que suministra servicios alojados a un número limitado de personas. Generalmente son empresas, grandes organizaciones y entidades las que se decantan por este tipo de sistema de almacenamiento.

Nube híbrida

Este tipo de soluciones tienen mucho potencial y están en pleno apogeo, ya que permiten ir contratando y/o ampliando el servicio según las necesidades que se tengan.

Privado o público, el objetivo del cloud computing es proporcionar un acceso fácil y escalable a los recursos informáticos y los servicios de TI.

BONUS TRACK

¿Cuáles son las ventajas del Cloud Computing?

Flexibilidad y Escalabilidad: Los servicios basados en la nube pueden atender una demanda mayor de forma instantánea, y es adecuado para todo tipo de empresas.

Restauración: Los distribuidores de Cloud Computing manejan los inconvenientes de restauración de una forma más eficiente.

Actualizaciones automáticas de software: Los distribuidores de Cloud Computing son responsables del mantenimiento del servidor y todo su software, incluyendo actualizaciones de seguridad.

Multisedes y multilocalización: Los empleados solo precisan tener acceso a Internet para trabajar desde cualquier sitio.

Trabajo Colaborativo: Todos y cada uno de los empleados pueden compartir aplicaciones.

Seguridad: Los datos guardados en la nube pueden ser accedidos desde cualquier sitio, con independencia de la pérdida de uno o bien más dispositivos.

Sostenibilidad y Ecología: La computación en la nube emplea solo el espacio preciso en el servidor, reduciendo el uso de materiales redundantes.

Facebook Comments