La web 4.0: La internet de las máquinas inteligentes

La web 4.0: La internet de las máquinas inteligentes

Justo cuando pensábamos que entendíamos la web 3.0, la internet de los dispositivos móviles, y empezábamos a sentirnos cómodos con la geolocalización, la realidad virtual, la realidad aumentada, el mundo de las apps y los app stores, utilizábamos el ASO para posicionar nuestras iniciativas y todas nuestras webs eran móviles; empezaron a cambiar las cosas y poco a poco, casi sin darnos cuenta, nos encontramos en un nuevo entorno: el de las máquinas inteligentes o lo que llamamos la Web 4.0

La web 4.0 es como denominamos a la internet de las máquinas que entienden a los humanos y que aprenden cuanto más se usan (machine learning). Es La internet de los pequeños bots, de los agentes inteligentes que chatean cual humanos, de las casas inteligentes, de las ciudades inteligentes.

 

Fases de la evolución Web

  • Web 1.0, esta se desarrolló durante el siglo XX, y esta era la red básica. En la Web 1.0, los usuarios estaban limitados a consumir contenido estático y no podían cargar nada nuevo en la red. Por lo tanto, en la web 1.0 todo fue manejado por el Webmaster.
  • Web 2.0, se desarrolló alrededor de la primera década de este siglo, y fue una evolución importante, se convirtió en un fenómeno social con millones de usuarios intercambiando ideas y contenido en foros, blogs o redes sociales. La Web 1.0 pasó por un proceso de aceptación social relativamente lenta; pero la web 2.0 estalló de manera poderosa, llegando a cientos de millones de usuarios en todo el mundo. Con la web 2.0, Internet se convirtió en un fenómeno global.
  • Web 3.0, esta es la que usamos hoy, se conoce como la «web semántica«. Es una web más inteligente, con excelentes motores de búsqueda, que intentan entender el lenguaje humano. Otro cambio significativo es la movilidad en su uso. Hoy en día, una gran parte del uso de Internet se realiza a través de teléfonos y herramientas como «la nube» que pueden ayudar a diversificar sus opciones de uso. Por lo tanto, también podríamos llamar a la web 3.0 como la «Web móvil» o la «web flexible«.

¿Qué es la Web 4.0?

La web 4.0 es aquella en donde la experiencia del usuario es elemental al diseñar o crear plataformas, productos y servicios. «Se potencia la web semántica con el aporte de la inteligencia artificial para así proveerle a los consumidores una mejor experiencia».

Se fundamenta en cuatro pilares fundamentales:

  1. Técnicas de Speech-to-text y comprensión del lenguaje naturalLa nueva web 4.0 podrá comprender el lenguaje humano y será capaz de expresar la información escrita en hablada y crear una perfecta representación semántica.
  2. Nuevos modelos M2M o de comunicación máquina-máquina. Los agentes inteligentes de la nube se podrán comunicar entre sí y dejar la repuesta al agente más adecuado para ello.
  3. Sentiment analysis o uso de la información de contexto. Se podrán usar wearables que monitoricen determinados aspectos del ser humano, como la tensión arterial o la temperatura corporal, para determinar la actitud del usuario.
  4. Nuevas formas de interacción con la persona. La web será capaz de ejecutar acciones e interactuar, para dar respuesta a las necesidades de los usuarios, y dejará de ser un mero almacén de la información.

Por lo tanto, en estos momentos nos encontramos en un proceso de crecimiento de la web 4.0, aprendiendo el lenguaje del ser humano, comprendiendo la intención de búsqueda que quiere el usuario por sus gustos, por sus intereses y anteriores búsquedas en diferentes páginas web.

La web 4.0 pretende entender al usuario y en el menor tiempo posible entender que es lo que necesita o lo que busca y mostrárselo de esta manera reducir el tiempo invertido.  Un comportamiento más inteligente y predictivo, un conjunto de acciones que analizan y razonan toda la información, comunicación máquina a máquina (M2M) y aprendizaje profundo. Este es el sustrato tecnológico y social de la Web 4.0. Y si ella cambia, nosotros cambiamos con ella. O, como mínimo, nuestra comunicación e interacción con las propias herramientas.

Información transformada en contexto para salvar vidas:  por ejemplo esta web 4.0 o su evolución esta al completo servicio inteligente de los usuarios. Por ejemplo mientras estás corriendo o realizando alguna actividad física, tu smartwatch detecta una subida agresiva de ritmo cardíaco y alerta al centro médico más próximo. Un altavoz inteligente como Alexa escucha ruidos extraños en una habitación de tu hogar y comienza a grabar un posible hurto. Vehículos inteligentes que detectan un accidente previo a acontecer, Sin duda será una completa locura esta evolución de las maquinas inteligentes.

Hemos visto cómo la web ha evolucionado a lo largo del tiempo, creciendo con el avance de las tecnologías y las nuevas necesidades de los usuarios. En un primer momento la web apenas era un lugar donde el usuario iba a consultar información, convirtiéndose con el paso del tiempo en un medio indispensable para realizar tareas cotidianas como realizar la compra, hablar con familiares o trabajar desde casa.

La web sigue su evolución y aún no conocemos bien cual es todo el potencial de esta etapa 4.0, ni cuál será el cambio que nos lleve a una nueva evolución.

 

 

 

Facebook Comments